Noticias

El Parlamento andaluz pide que el Gobierno de Rajoy favorezca incrementos salariales anuales

Javier Aragón asegura que el actual modelo salarial en España "está impidiendo que el progreso económico y social se extienda a la mayoría de españoles"

El Pleno del Parlamento ha aprobado una proposición no de ley del PSOE-A en la que pide que la Junta inste al Gobierno a favorecer incrementos salariales anuales en los acuerdos entre patronal y sindicatos, para lograr que en 2021 los salarios hayan recuperado el peso que tenían en el reparto de la renta nacional en el período previo a la crisis. Específicamente, proponer un incremento salarial entre un dos y un tres por ciento en 2018, y entre un 2,5 por ciento y un 3,5 por ciento en los años sucesivos (2019, 2020 y 2021).

La iniciativa, que ha salido adelante en su totalidad y que ha sido defendida por el parlamentario socialista granadino, Javier Aragón, ha contado con apoyos parciales de los grupos y ha incluido enmiendas de Podemos, algunas de ellas transaccionadas por los socialistas.

En virtud de la proposición no de ley aprobada, la Cámara andaluza reclaman que el Ejecutivo de Rajoy consensúe con los sindicatos un incremento gradual del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta alcanzar los 1.000 euros mensuales en 2020 y que deroguen de la Ley de medidas urgentes para la reforma laboral y del Real Decreto por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aquellos preceptos que supongan una pérdida de los derechos de negociación de los trabajadores.

Entre otras cuestiones, también reclama el Parlamento que el Ejecutivo central refuerce el principio de causalidad como única justificación de los contratos temporales, junto con un refuerzo de la inspección de trabajo para que dichos contratos sean realmente una herramienta transitoria y excepcional.

A ello se une la puesta en marcha acciones específicas para combatir la alta tasa de desempleo juvenil y que contengan medidas como la promoción del contrato de relevo y del contrato en prácticas, así como una nueva regulación de las prácticas no laborales; y medidas para eliminar los fenómenos de precarización de los falsos autónomos y todas las nuevas formas de explotación laboral.

El parlamentario de Granada, Javier Aragón, ha asegurado durante su intervención que el actual modelo salarial en España está impidiendo que el progreso económico y social se extienda a la mayoría de españoles; además de los nefastos efectos sociales que acarrea, también desde el punto de vista estrictamente económico porque “pone en riesgo la recuperación económica en la medida que imposibilita la normalización del consumo de los hogares, que aún se encuentra por debajo del nivel previo a la crisis”.

Para Aragón, es un hecho constatado que el mantenimiento de niveles de consumo aceptables en nuestro país, sobre el telón de fondo de bajos salarios, “se está realizando a costa de una disminución de la tasa de ahorro de las familias, que es un modo insostenible de avance”. Por ello, consideran un objetivo prioritario “romper la dinámica instalada en España de bajos salarios, precarización y aparición de trabajadores pobres, y dar paso a un nuevo modelo de salarios decentes”.

Categorías:Portada, Sala de prensa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *