Noticias

El PSOE reclama a De Guindos contratos dignos y estabilidad en el empleo del personal investigador en España

• Martínez Olmos recuerda al ministro de Economía, Industria y Competitividad que este colectivo lleva luchando desde hace tiempo por la “contratación indefinida”, y le advierte de que “de no resolverse” esta situación, tendrá “consecuencias dramáticas” para el futuro de la ciencia y la investigación en nuestro país

El portavoz del PSOE en Sanidad, José Martínez Olmos, se ha mostrado muy crítico con la política general en relación al fomento de la I+D+i llevada a cabo por el Gobierno del Partido Popular, al que ha acusado de haber castigado duramente al sistema español de Ciencia e Innovación con una política de “recortes indiscriminados” durante los peores años de la crisis y ha asegurado que, ahora, que se inicia la recuperación, “seguimos en tasas manifiestamente mejorables en I+D+i”. ”Ustedes han priorizado los recortes sobre todas las cosas y su política en materia de investigación ha sido escasa, errática y alicorta”, ha reprochado.

Así lo ha puesto de manifiesto el senador granadino, en la sesión de control celebrada esta tarde en el Senado, y al hilo de una interpelación que, sobre esta cuestión le ha formulado al Ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, al que tras recordarle que según datos del INE, en el año 2015, el gasto interno en I +D representó sólo el 1,22 % del PIB, frente al 1,24% del año 2014 y al 1,4% del año 2010, le ha reprochado que también el nivel de gasto privado en I+D de nuestro país está “muy por debajo” de la media de la Unión Europea -0,65 % del PIB frente a 1,3 %- y que además ha ido disminuyendo paulatinamente desde 2011. “El Gobierno sigue sin entender que impulsar y potenciar la ciencia no es un gasto sino una inversión imprescindible para el crecimiento sostenible de nuestro país”, ha señalado.

En su intervención, Martínez Olmos ha llamado la atención sobre las “negativas consecuencias” que para el campo de la investigación sanitaria puede tener la política del Gobierno del Partido Popular en relación con la renovación de contratos de decenas de investigadores y fundaciones, y ha denunciado la precariedad laboral en la que trabajan “decenas y decenas” de estos profesionales de primer nivel, que no están suficientemente arropados, ni cuentan con la garantía laboral que se merecen ni con el reconocimiento y las perspectivas de desarrollo profesional por la ausencia de “una estrategia de carrera investigadora”, como merece la importante labor que desempeñan para la sociedad. Al hilo de ello, ha advertido de que esta situación de contrataciones precarias del personal investigador está llevando a la pérdida de personal muy cualificado, que además está muy valorado en sus centros y que ha sido participe de la excelencia científica que les caracteriza, como es el caso del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNI) o el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

En un repaso por nuestra legislación, el senador del PSOE ha recordado que la Ley de la Ciencia, aprobada en 2011, planteaba la despenalización del incumplimiento del Estatuto de los Trabajadores en relación con los criterios establecidas en éste para la formalización de contratos específicos de la investigación científica y técnica para las Universidades y Organismos Públicos de Investigación de la Administración General del Estado y de los organismos de investigación de otras Administraciones Públicas, permitiendo así que en estos organismos se pudieran concatenar contratos o realizar más de dos contrataciones a los largo de 30 meses consecutivos como se contempla en la artículo 15 del Estatuto de los Trabajadores. A este respecto, ha puntualizado que aunque “esta excepcionalidad” en la contratación de trabajadores no se incluía a las fundaciones del sector público, sin embargo, éstas lo han aplicado de modo continuado desde ese momento, y ha subrayado que a partir del 2012, en aplicación de la reforma laboral aprobada ese año y en los diferentes Presupuestos Generales del Estado del mismo año y posteriores, se “prohibió” expresamente la contratación indefinida en centros asociados al sector público.

“Irregular situación” de los trabajadores de la ciencia

Al hilo de ello, Martinez Olmos ha reprochado al Ministro de Economía ésta “irregular situación” a la que han estado “sobreviviendo” muchos de los trabajadores de la ciencia vinculados a este tipo de centros, con situaciones de inquietud “más que evidentes” cada vez que llegaba el final del año o la conclusión de los diferentes proyectos a los que los contratos del personal investigador están vinculados, y ha incidido en que muchos de ellos empezaron a denunciar su situación, viendo, en muchos casos, como los jueces “les han dado la razón” y, en consecuencia, los centros se han visto obligados a la formalización de sus contratos como indefinidos.

Además, ha criticado que con la aprobación de los PGE del 2017 la situación se agravó “aún más”, ya que en su disposición adicional 34 se responsabilizaba personalmente a los gerentes de los centros públicos de las irregularidades existentes en la contratación del personal investigador como es la formalización de contratos temporales durante más de tres años continuados o la concatenación de contratos.

Modificación Ley de la Ciencia, “un parche” que no acaba con el problema

Pese a que el pasado 6 de octubre, el Consejo de Ministros aprobó una modificación de la Ley de la Ciencia que viene a incluir a las fundaciones del sector público en las mismas condiciones que el resto de los centros de investigación, excluyendo, por tanto, del Estatuto del Trabajador al personal investigador de estos centros, el senador del PSOE ha reprochado al Ministro de Economía que “han reaccionado tarde y de manera incompleta” , ya que los trabajadores de la ciencia han denunciado públicamente que “con este parche no se acaba el problema”, sino que es tan solo eso, “un parche”, para evitar el “inmediato colapso” de los centros afectados provocado por la pérdida de empleo de centenares de miembros del personal investigador altamente cualificado que hacen una labor “insustituible” y que forman parte de la estructura de los estos centros.

En este sentido, Martínez Olmos ha hecho hincapié a De Guindos en que la contratación indefinida del personal investigador altamente cualificado “y difícilmente sustituible a corto y medio plazo”, es algo por lo que este colectivo lleva luchando desde hace tiempo y le ha advertido de que “de no resolverse”, tendrá “consecuencias dramáticas” para la ciencia española, llegando a comprometer el futuro de la ciencia y la investigación en nuestro país.

75 jefes del CNIO y de CNIC alertan al Gobierno de que la labor investigadora se encuentra “en serio peligro”

Además, el senador del PSOE se ha referido a que “hoy mismo” se ha conocido que 75 jefes del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) remitieron una carta, el pasado viernes, al propio De Guindos -como ministro responsable de estas políticas-, así como al Presidente del Gobierno, y a otros miembros de su Gabinete, ante el “temor y el riesgo” de la merma que sufrirán sus respectivas plantillas el próximo del 31 de diciembre. Así, ha detallado que el CNIO perderá 66 personas, el 15%, y el CNIC a 30, el 7%- y ha advertido de que en 2018 también puede verse agravada esta situación de continuar en este sentido.

Martínez Olmos ha mostrado su confianza a De Guindos señalando que “sé que eso no está en los objetivo de su Ministerio y seguramente procurará que eso no sea así”, y, no obstante, le ha emplazado a que ha llegado el momento de realizar “un planteamiento estratégico” en la definición de las estructuras de personal de nuestros centros, de tal manera que exista, como estructura estable de personal, aquellos puestos que se consideren que tengan que estar en estos centros.

Reivindicaciones de los investigadores

Además de todo lo apuntado, Martinez Olmos ha concluido su intervención reclamando al titular de Economía, Industria y Competitividad que atienda las reivindicaciones planteadas por los investigadores, que “dé los pasos oportunos” para dar una respuesta a este colectivo, y le ha urgido a que adopte medidas destinadas a que el personal de investigación pueda estar acogido, como mínimo, al Estatuto de los Trabajadores, con contratos dignos y remunerados de acuerdo a la valía y cualificación del personal investigador, con estabilidad en el empleo, junto con la profesionalización de la investigación, y la activación de una carrera profesional que permita un crecimiento profesional en todos los sectores acorde a la valía y dedicación.

Categorías:Portada, Sala de prensa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *