Noticia

14 de mayo de 2020

El PSOE urge a la Junta un plan de desescalada para las residencias de la provincia que “evite nuevos contagios”

Sánchez Rubio reclama la implantación de medidas preventivas y de protección, como la realización de test PCR al personal y nuevos residentes

La parlamentaria andaluza María José Sánchez Rubio ha urgido a la Junta de Andalucía un plan de desescalada para los centros residenciales de la provincia de Granada para “evitar nuevos contagios”, al tiempo que ha denunciado la “inexistencia” del mismo y que no se hayan dotado de profesionales y material suficiente para dar respuesta a sus necesidades en todo este tiempo.

“Los y las responsables de los centros no tienen pautas claras por parte de Salud sobre lo que hacer dentro de las residencias en las distintas fases de desescalada”, ha señalado la socialista quien ha lamentado que, para colmo, desde los centros de salud del distrito Granada y Metropolitano estén llamando a las direcciones de las residencias para informarle, de que a partir del lunes se les retira el médico que hasta la fecha venía asistiendo a sus residentes.

En una pregunta oral al consejero de Salud, Jesús Aguirre, en la Comisión del ramo en el Parlamento, Sánchez Rubio ha exigido al Gobierno andaluz medidas preventivas y de protección como la realización de pruebas PCR a trabajadores y nuevos residentes y que se mantenga el seguimiento presencial diario a los usuarios por parte de los profesionales de los centros de salud que le corresponda, en base a las “necesidades que demanden”.

“De no ser así regresaría el drama a nuestras residencias”, ha aseverado para detallar que, desde el inicio de la pandemia, se han contabilizado un total de 122 decesos en los centros residenciales granadinos, lo que representa casi la mitad del total de los que se han producido en la provincia (274), y uno de cada cuatro de los fallecimientos en las residencias de toda Andalucía (537).

La parlamentaria socialista ha reprochado a Salud que “no tenga ningún plan de actuación para corregir los errores cometidos en la intervención en residencias, después de haber fallado las medidas de prevención y aislamiento en estos centros, lo que ha provocado un gran número de infectados”.

“La medicalización de las residencias en Granada ha empezado un mes más tarde que en el resto de provincias, cuando ya había muchos residentes fallecidos. En algunas ha sido necesaria la intervención en la prensa por parte del ayuntamiento del municipio, caso de Maracena, para que el SAS se decidiera a medicalizar”, ha explicado.

Ante este panorama, Sánchez Rubio ha reclamado “un giro de 180 grados” en la gestión relativa a este ámbito y, sobre todo, después de conocer, a través del BOJA publicado este martes, el informe de respuesta del sistema sanitario ante los efectos de la infección del Covid-19 en los centros residenciales y ayuda a domicilio, cuyo contenido ha calificado como “las fantasías animadas de ayer y hoy”.

Con el recuerdo a las personas que han perdido la vida y el reconocimiento a las y los profesionales que se han dejado la piel en las residencias durante este tiempo, ha insistido en la idoneidad de realizar semanalmente test PCR al personal ya que pueden llevar el contagio a los centros ante la posibilidad de salir y entrar del domicilio particular con la llegada de la fase 1, implementar medidas en las residencias de diversidad funcional, hasta ahora las “grandes olvidadas”, y mayor atención a los centros de día, tanto públicos como privados.

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.