Noticia

20 de julio de 2020

El PSOE achaca el incremento de las listas de espera en un 61,7% a la “nefasta” gestión sanitaria de la Junta en el Distrito Granada Sur

Sánchez Rubio exige en Motril, junto a Elvira Ramón y Flor Almón, la contratación de más profesionales para reducir las listas de espera y reforzar la atención primaria

La parlamentaria andaluza María José Sánchez Rubio ha asegurado que la “nefasta” gestión sanitaria de la Junta de Andalucía ha provocado un incremento del 61,7 por ciento en la lista de espera de consultas en el Hospital Santa Ana de Motril, centro de referencia del Distrito Granada Sur, al pasar de 13.190 pacientes, en diciembre de 2018, a 21.368 en el mismo mes de 2019.

 

En Motril, acompañada por la diputada en el Congreso Elvira Ramón y la secretaria general del PSOE de Motril, Flor Almón; la socialista ha pedido al presidente de la Junta Moreno Bonilla que ponga a “pleno rendimiento la sanidad pública, tanto en la Costa como en el resto de la provincia, con la contratación de más profesionales y centre sus esfuerzos en reducir las listas de espera y reforzar la atención primaria”.

 

“Mucho nos tememos que las cifras se hayan disparado más en los últimos meses con la parálisis de la actividad presencial, motivada por la pandemia del Covid-19, y la falta de recursos humanos”, ha señalado, tras reclamar a la Junta que aproveche el verano para reducir las listas de espera fortaleciendo el sistema público de salud, en lugar de “hacer caja” derivando a la sanidad privada casi la mitad de las consultas y operaciones.

 

“No puede ser que la actividad del SAS esté al 60% pese a encontrarnos en plena crisis sanitaria. Lejos de reforzar el sistema público y evitar que se propague el virus, la Junta lo está deteriorando con las consecuencias que para la salud conlleva”, ha subrayado.

 

Así, ha reprochado a Moreno Bonilla y al consejero de Salud, Jesús Aguirre, que cierren por las tardes el 93,8% de los 81 centros de atención primaria del Distrito Granada Sur (Costa y Alpujarra), cierren 260 camas en los centros sanitarios de toda la provincia, recorten en personal y se nieguen a mejorar las condiciones laborales del personal del sistema de salud, pese al esfuerzo que han realizado en los últimos meses. En este caso las y los 1.229 trabajadores del citado distrito.

 

“A todo ello, hay que sumar el cacareado plan de choque que no fue más que una acción propagandística más de este Gobierno, los problemas que está dando el servicio de Salud Responde y las caídas del sistema informático del SAS en los últimos días”, ha expuesto para aludir al “malestar que está generando entre las y los usuarios la falta de atención y recursos”.

 

“Una provincia que está sufriendo el azote del COVID-19 -más de 130 contagios y distintos brotes activos- sino que además está siendo castigada por el Gobierno andaluz que, desde que ostenta el mando único, está demostrando su insolvencia para gestionar esta crisis sanitaria”.

 

Sánchez ha lamentado que ante esta realidad el responsable de la Junta en Granada y presidente provincial del PP, Pablo García, no dé la cara para explicar la incidencia de la pandemia, al tiempo que le ha pedido que diga el número de rastreadores contratados y aclare el baile de cifras aportadas por la Consejería de Salud sobre la contratación de personal en la provincia, puesto que según las organizaciones sindicales solo se sustituirá el 27% del personal de atención primaria en la provincia y solo el 10% en la capital”.

 

En este contexto, la diputada nacional Elvira Ramón ha exigido a la Junta “claridad y transparencia” para que la opinión pública conozca la inversión que destina en este momento a la sanidad pública, toda vez que el Gobierno de España ha hecho una aportación histórica, de más de 16.000 millones de euros, a las Comunidades Autónomas. Más de 3.000 millones, ha explicado Ramón, son para que Andalucía financie los gastos sanitarios derivados de esta pandemia, por lo que “las derechas no tienen excusa para reforzar el sistema público sanitario en Granada”.

 

Así, ha considerado que si “desgraciadamente, esta provincia ha padecido de mayor manera los efectos devastadores de la pandemia, debería recibir una mayor inversión para hacer frente a las consecuencias en este ámbito”.

 

Por su parte, la secretaria general del PSOE de Motril, Flor Almón, ha lamentado el silencio que mantiene la alcaldesa de Motril ante el debilitamiento cada vez mayor del sistema sanitario en la zona. “Ha pasado de ser super exigente cuando estaba en la oposición a no plantear ni una sola demanda ahora que las cosas van a peor y tiene un gobierno amigo en la Junta”, ha subrayado.

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.