Noticias

El PSOE afirma que el 77% de los municipios granadinos pueden ser intervenidos por el Gobierno con la reforma local

El secretario de Política Municipal del PSOE de Andalucía, Francisco Conejo, ha advertido esta tarde en Granada de que el 77 por ciento de los municipios de esta provincia, en concreto los 130 con menos de 5.000 habitantes, podrían ser intervenidos por el Gobierno central si se aprueba la reforma de la Administración local en los términos en que está planteada en la actualidad. El dirigente socialista ha señalado además que los 160 municipios granadinos con menos de 20.000 habitantes, es decir el 95 por ciento del total de la provincia, “van a desaparecer de hecho” con esta ley y la prestación de servicios pasará a manos de la Diputación Provincial.

En una comparecencia ante los medios previa a una reunión con alcaldes y portavoces socialistas de Granada, Conejo se ha referido a un artículo del nuevo texto normativo, el 61 bis, que contempla la intervención de los municipios si no se ajustan una serie de indicaciones económicas y presupuestarias del Gobierno. En este sentido, ha comparado esta medida con la disolución e intervención del Ayuntamiento de Marbella, “tras ser saqueado por unos delincuentes”. “El Ejecutivo quiere tratar a los municipios menores de 5.000 habitantes como si fueran delincuentes”, ha manifestado el dirigente socialista.

Conejo ha asegurado que la reforma supone una “voladura” de los ayuntamientos y del conjunto del municipalismo, además de un “ataque” al bienestar de los ciudadanos y a la democracia local. Esta reforma supondrá, a su juicio, menos servicios, que éstos sean más caros, de peor calidad y que no haya ningún tipo de ahorro. “Cada uno de los artículos del anteproyecto de ley antepone la rentabilidad económica a la rentabilidad social”, ha agregado.

Para el secretario de Política Municipal, el objetivo último es el desmantelamiento de los servicios públicos que prestan pueblos y ciudades y su privatización. El dirigente socialista ha afirmado que, “al igual que está haciendo negocio con la sanidad en Madrid”, el PP quiere “hacer negocio con los servicios que gestionan pueblos y ciudades y pretende sacar a concurso a nuestros pueblos y ciudades”. Conejo ha citado en este sentido servicios como el abastecimiento de agua, la basura, el alumbrado o incluso la gestión de los cementerios.

El dirigente socialista ha denunciado además que con la reforma, los municipios de menos de 20.000 habitantes desaparecerán de hecho, ya que la ley los vacía de competencias y de servicios. Según Conejo, el PP no quiere que existan municipios con menos de 20.000 habitantes y pretende que sea la Diputación Provincial la que gestione el día a día de esos pueblos con el objetivo de agrupar todos los servicios, sacarlos a concurso y privatizarlos. Ha indicado también que la reforma ataca a las grandes ciudades, ya que contempla que todas las competencias impropias que presten los municipios se supriman, competencias que en la mayoría de los casos están relacionadas con empleo, igualdad, juventud o servicios sociales.

La reforma de la Administración local pone también en entredicho a las empresas públicas, fundamentalmente las ubicadas en municipios con más de 20.000 habitantes, y que, si son deficitarias y no se sanean, se disolverán. En este sentido, Francisco Conejo ha preguntado al alcalde de Granada, José Torres Hurtado, el número de empresas, sociedades y fundaciones que son deficitarias en la capital y que, de aprobarse esta ley y no someterlas a un plan de saneamiento, se verán abocadas a su disolución con la consiguiente destrucción de puestos de trabajo. El desmantelamiento del sector público con esta reforma supondrá más de 250.000 despidos en España y más de 40.000 en Andalucía, según ha precisado Conejo.

El secretario de Política Municipal ha exigido la retirada “inmediata” del anteproyecto de ley y que la medida se consensue con los ayuntamientos y el resto de grupos políticos. Por último, el dirigente socialista, que ha llamado a los alcaldes del PP en la provincia a que se rebelen contra esta reforma, ha recordado que los ayuntamientos no piden que se le supriman competencias, sino que para esas competencias que prestan cuenten con la suficiente financiación.

Por su parte, el secretario de Política Municipal de los socialistas granadinos, Noel López, ha manifestado su rechazo “claro y contundente” a la reforma local al considerar que perjudica a todos los ciudadanos y a los municipios, en especial a los de menos de 20.000 habitantes.

Ha expresado además su inquietud por la “brecha” que se puede generar entre grandes y pequeñas poblaciones y ha afirmado que la medida del PP empeora la calidad de los servicios, debilita la participación ciudadana y, lo que es peor, supone una pérdida de identidad de las administración más cercana al ciudadano.

Categorías:Destacados, Portada, Sala de prensa.
Etiquetas:, , , , , , , , , .


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>