Artículos de opinión

Dos años de desconexión ferroviaria en Granada

El 7 de abril se cumplirán dos años de la desconexión ferroviaria de Granada. El clamor popular ante tamaño disparate, acompañado de la discriminación de nuestra provincia en relación con otros territorios, va in crescendo. La situación se hace todavía más hiriente por el negativo panorama que refleja también el apartamiento del “Corredor Mediterráneo” que la conectará en su día con el Levante. Sumemos a ello la supresión del tren nocturno que diariamente nos conectaba con Barcelona, algo que se publicitó como provisional por unos meses y que ha acabado siendo definitivo.

Ya no es solo que Granada quede relegada y siga sin disponer de una alta velocidad que sea merecedora de esta consideración, sino que sencillamente ha acabado completamente aislada y bloqueada en sus conexiones por ferrocarril, si dejamos de lado el esperpento mix de la posibilidad de que nos lleven en un incómodo autobús durante más de hora y media hasta Antequera –Santa Ana para enlazar con el AVE.

El Gobierno de España está con ello incurriendo en una gravísima irresponsabilidad. Se trata de un descomunal despropósito que no tiene justificación de ninguna clase. Difícilmente pueden exagerarse los perjuicios que se están causando a toda la ciudadanía, a nuestro sector turístico y, en general, a nuestra economía, con su negativo reflejo en el empleo y en otras pérdidas asociadas que están en la mente de todos y no es necesario precisar.

Se entiende así que el pasado domingo muchos miles de granadinos y granadinas se hayan echado de nuevo a la calle a reivindicar con todas sus fuerzas que el Ministerio de Fomento asuma de una vez sus obligaciones. Es la voz del pueblo que clama con dignidad por lo que a su tierra en justicia le corresponde. Es la sostenida demanda de soluciones para acabar con esta lacerante desconexión ferroviaria que mantiene apartada a esta provincia pese a sus grandes potencialidades y al enorme atractivo que Granada merecidamente ejerce en los ámbitos nacional, europeo e internacional debido a su extraordinario patrimonio natural, histórico, artístico y cultural.

Granada necesita soluciones definitivas a este problema sin más demoras que las necesarias para su razonable ejecución. Entre tanto, necesita habilitar simultáneamente soluciones provisionales para restaurar el tráfico ferroviario en lo que sea posible. Así, como venimos demandando, el Ministerio debe restablecer la conexión ferroviaria con Barcelona a través del tren nocturno. Igualmente debe restablecer cuanto antes la línea Antequera Granada; licitar la variante sur de Loja, tal y como está proyectada y aprobada; ejecutar el soterramiento del AVE a su entrada a la ciudad de Granada, acordando lo necesario con el Ayuntamiento y con la Junta de Andalucía; todo ello con el apoyo de la Comisión mixta de seguimiento y transparencia de las obras, en la que debe estar la Mesa por el Ferrocarril.

Esta Comisión se ha reunido en el día de ayer en la Subdelegación del Gobierno para escuchar las explicaciones del Gobierno sobre esta situación y, en particular, conocer su posición y propuestas sobre los proyectos de soterramiento del tren a la entrada en Granada y de la Variante de Loja. El Ministerio de Fomento ha manifestado mantener los plazos para la finalización de las obras del AVE en la provincia con una previsión difícil de cumplir (puesta en servicio a principios de 2018) y ha propuesto un nuevo planteamiento más barato para el soterramiento por la Chana de las vías a su entrada a Granada , proyecto que queda todavía indefinido y condicionado a su contraste con las otras propuestas en la Comisión técnica con el Ayuntamiento de Granada y la Junta de Andalucía, quedando diferidas las actuaciones que pudieran corresponder a la previa firma de un convenio. También ha manifestado el compromiso de ADIF para actualizar el proyecto de la variante de Loja y ha dejado en una absoluta imprecisión la reconexión por Moreda, a cuya consideración “no se ha negado”.

Tan magro e indefinido resultado mantiene prácticamente abiertas todas las incógnitas. El Ministerio de Fomento entra muy lentamente en el tema, arrastrado por las circunstancias, lo insostenible de la situación y las reiteradas manifestaciones populares y exigencias institucionales, pero sin atender con la firmeza y claridad debidas las justas reivindicaciones de la ciudadanía y de las instituciones granadinas. Ante esta situación se impone mantener en plenitud y sin desfallecimiento las reivindicaciones y seguir exigiendo proyectos claros y específicos para solucionar de una vez y con la calidad necesaria el gravísimo problema del aislamiento ferroviario que sufre nuestra provincia, que se ve agravado por las también notorias carencias en otras comunicaciones por carretera y aéreas.

Publicado en Ahora Granada.

Categorías:Artículos de opinión.
Etiquetas:.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>