Artículos de opinión

Una justa reivindicación para la línea marítima Motril-Melilla

Atender a las necesidades de servicios públicos y de establecimiento de pilares de desarrollo económico para la provincia de Granada no parece que esté en la agenda del Gobierno del Partido Popular, que no toma en suficiente consideración sus principales y justas reivindicaciones mientras satisface con notoria arbitrariedad, rayana en la discriminación, aquellas que le plantean otros territorios. Al monumental despropósito de mantener a Granada incomunicada por tren y echar en saco roto otras necesidades y proyectos como, por ejemplo, el desdoblamiento de la N-432 (Granada-Badajoz) o no fomentar como es debido las comunicaciones aéreas, se suma la actitud de ignorar la atención necesaria al fomento de la línea de viajeros y mercancías que une el Puerto de Motril con la Ciudad Autónoma de Melilla. Pareciera que está empeñado en mantener pobre y deficitariamente incomunicada a la provincia por tierra, mar y aire.

El cada vez más pujante Puerto de Motril viene a representar, sin duda, uno de los motores de la economía granadina y, en particular de la Costa, por lo que como tal merecería ser tratado. No en vano genera el 15% del empleo de la zona y el movimiento económico que produce supone el 2% del PIB de nuestra provincia. Desde el año 2011 Melilla cuenta con conexión marítima con la Península mediante una línea regular con Motril, viniendo así a sumarse a las existentes con Málaga y Almería. Precisamente garantizar la conectividad de esta ciudad norteafricana con la Península fue lo que determinó que mediante el Real Decreto 1516/2007 se declararan de interés público las líneas de Málaga- Melilla y Almería-Melilla, lo cual supone la posible subvención por el Estado de la actividad de las navieras que mantienen este servicio a través de un contrato de gestión de servicio público. Pues bien, una vez implantada la línea Motril-Melilla en 2011 y mantenida con éxito desde entonces, sería justo y lógico que esta línea tuviera ya el mismo tratamiento que las demás, más aun si se considera que es la que ha alcanzado y mantiene el mayor tráfico de pasajeros y de mercancías, además de ser la de más corto trayecto, con 90 millas náuticas, a diferencia de Málaga, con 114, y de Almería, con 94.

Pese a todo ello, ya vamos por el tercer concurso convocado por el Gobierno, que sigue haciendo oídos sordos, después de un quinquenio, a la justa reivindicación granadina de proporcionar el mismo trato, sin arbitrariedad ni discriminación, a la línea Motril-Melilla. Es evidente que mantener la situación actual afecta muy negativamente a la competencia y a la sostenibilidad de esta línea y, por tanto, a las posibilidades de desarrollo del Puerto de Motril, de la economía de la Costa y del conjunto de nuestra provincia, además de perjudicar, en general, los intereses de la ciudadanía y de ambas ciudades.
Por estas razones, el Grupo Parlamentario Socialista, a instancia de los diputados granadinos del PSOE, formuló recientemente, el 21 de marzo, una Proposición No de Ley mediante la cual se insta al Gobierno a que se evalúen las consecuencias directas e indirectas de esta situación, a incluir esta línea en el ámbito de las líneas de navegación de interés público para poder optar a la obtención de las subvenciones pertinentes en condiciones de igualdad con las demás, así como a garantizar las mejores conexiones posibles entre Melilla y la Península.

El pasado 24 de Marzo, de otro lado, se reunió en la sede de la Confederación Granadina de Empresarios, con un loable propósito de unidad en esta reivindicación, la Plataforma en Defensa de la Línea Marítima Motril-Melilla. Se acordó realizar un Manifiesto por la inclusión de esta línea, en igualdad con las demás, en la esfera de regulación del mencionado Decreto para poder tener opción al concurso que permita la obtención de las subvenciones que pudieran corresponder con el objetivo de asegurar la conectividad marítima de Melilla con la Península y mejorar las condiciones del servicio ofrecido a la ciudadanía, garantizando los puestos de trabajo y la contribución de la gestión de esta línea a la economía granadina. Esta declaración-manifiesto será entregada en estos días al Ministro de Fomento, Íñigo De la Serna. Esperemos que en esta ocasión el Gobierno atienda definitiva y satisfactoriamente esta justa reivindicación y no deje en la estacada, una vez más, a nuestra provincia. Estaremos todos vigilantes.

Categorías:Artículos de opinión


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>