Los socialistas denuncian que por la “incapacidad” del anterior equipo de gobierno para justificar una subvención, la economía municipal sufrirá “un duro revés”.

El alcalde de Alicún de Ortega, Rafael Marín (PSOE), ha asegurado que la “nefasta” herencia del PP en la gestión local obligará ahora al Ayuntamiento a devolver más de 128.000 euros “por no justificar en plazo las obras de mejora y acondicionamiento de un camino rural”.

Este proyecto, según ha señalado el regidor socialista, “se llevó a cabo con una subvención concedida por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta el 30 de diciembre de 2010, cuando el PP regía el Consistorio”.

Rafael Marín ha detallado que “con carácter previo, la ayuda fue solicitada, tramitada y conseguida por el PSOE cuando gobernó en el periodo 2007-2011”, a lo que ha añadido que “una vez que el PP llegó a la Alcaldía en mayo de 2011, no solo tardó demasiado tiempo en empezar a ejecutar las obras sino que además no cumplieron con el plazo previsto en el calendario exigido por la Junta”.

“Una decisión intencionada para atribuirse un mérito inexistente cara a la campaña de las elecciones municipales”, ha denunciado el actual regidor.

El socialista ha indicado que la resolución para conseguir la subvención establecía que la fecha máxima de finalización de las obras era el 31 de diciembre de 2011 y la fecha máxima de justificación de los trabajos el 29 de febrero de 2012.

“Lejos de cumplir con ese calendario, el 2 de mayo de 2012 llega a la Junta la solicitud de pago del Ayuntamiento de Alicún de Ortega sin la documentación preceptiva acreditativa del pago de la obra”, ha indicado el alcalde.

Así, el socialista ha criticado que “ahora, cinco años después y tras un largo proceso judicial, las arcas públicas de Alicún de Ortega reciban un duro revés fruto del desinterés y la incompetencia del PP”.

“La devolución de esta subvención supondrá una derrama muy considerable para las cuentas municipales, sobre todo, teniendo en cuenta el tamaño de un pueblo que cuenta medio millar de vecinos y vecinas”, ha lamentado Rafael Marín.

Petición de explicaciones y disculpas

Por su parte, la secretaria de Política Municipal del PSOE de Granada, Olga Manzano, ha exigido a la dirección provincial del PP que pida explicaciones a los representantes locales de su partido en Alicún de Ortega “por haber provocado un agujero en las arcas del Ayuntamiento”.

Asimismo, ha pedido a los responsables de este “despropósito”, ya en la oposición, que pidan disculpas públicamente a toda la población.

La socialista ha reprochado que debido al “descontrol y la falta de rigurosidad” del anterior equipo de gobierno del PP, la gestión local “se vea ahora condicionada” para garantizar, por ejemplo, los servicios públicos a la ciudadanía.

“La situación económica por la que atraviesan la práctica totalidad de ayuntamientos en nuestra provincia no se puede permitir actitudes lesivas contra los intereses generales, más aún en aquellas localidades –caso de Alicún de Ortega- donde el papel de un Ayuntamiento es fundamental”, ha subrayado Olga Manzano.