Los portavoces de Servicios Sociales en el Congreso y en el Senado, Elvira Ramón y Nemesio de Lara, y la secretaria de Movimientos Sociales y Diversidad del PSOE, Mónica Silvana González, se han reunido hoy con la Plataforma del Tercer Sector y la Plataforma del Voluntariado.

Los portavoces de Servicios Sociales del Grupo Socialista en el Congreso y en el Senado, Elvira Ramón y Nemesio de Lara, y la secretaria de Movimientos Sociales y Diversidad del PSOE, Mónica Silvana González, se han reunido hoy, en el Congreso, con representantes de la Plataforma del Tercer Sector y la Plataforma del Voluntariado, para presentar dos proposiciones no de ley en las que urgen al Gobierno a aprobar, en el plazo máximo de tres meses y tras un proceso de diálogo con el tercer sector y el movimiento asociativo, los desarrollos reglamentarios pendientes de la Ley del Voluntariado y de la Ley del Tercer sector de Acción Social, de cuya aprobación se cumplen ya dos años.

“La aprobación de la Ley del Tercer sector de Acción social y de la Ley del Voluntariado en 2015 generó muchas expectativas, tras un periodo de fuertes recortes en prestaciones y políticas sociales, de supresión de derechos y libertades, y de extensión de la pobreza y la desigualdad por parte del Gobierno del PP”, ha señalado Elvira Ramón. Sin embargo, dos años después, estas nuevas normas “apenas han tenido efectos en la práctica”, tanto “por la falta de los pertinentes desarrollos reglamentarios”, como “por la inclusión de una disposición en las propias leyes que establece una limitación importante: que las medidas contempladas en ningún caso podrán suponer incremento del gasto público”, ha denunciado.

“Confiamos en que se impulse ese desarrollo reglamentario”, ha dicho la portavoz socialista, porque “hay cuestiones que nos parecen de vital importancia para impulsar las actuaciones tanto de la Plataforma del Voluntariado como del Tercer Sector”.

En concreto, los socialistas destacan cuestiones como la aprobación de un Programa de impulso de las Entidades del Tercer Sector, la regulación del Consejo Estatal de ONG de acción social, la regulación del Estatuto de las organizaciones sociales como entidades colaboradoras de la Administración General del Estado, o la creación y puesta en marcha de un inventario de entidades sociales.

En el caso de la Ley del Voluntariado, están pendientes de desarrollo aspectos tales como la regulación de las condiciones en las que se llevará a cabo las actividades de voluntariado internacional de cooperación para el desarrollo; medidas para fomentar y facilitar que las pymes promuevan y participen en programas de voluntariado; beneficios para el reconocimiento y la valoración social de la acción del personal voluntario; la creación de una Comisión Interministerial del Voluntario; y la puesta en marcha del Observatorio Estatal del Voluntariado.