Los socialistas reclaman al Servicio Público de Empleo Estatal que “reconsidere” los proyectos de acompañamiento doméstico, “muy importantes” para la población de una veintena de municipios.

El PSOE de Granada ha pedido al Gobierno de España que apruebe mañana en la Comisión Provincial de Seguimiento del Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA) los programas de acompañamiento a personas mayores que emplean a más de 600 mujeres en el ámbito rural de la provincia, y que hasta la fecha ha “excluido” reiteradamente.

El secretario de Organización del PSOE de Granada, Álex Casares, acompañado de la alcaldesa de Arenas del Rey y representante de las entidades locales en el citado foro, Paqui García, ha lamentado que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en las reuniones que se han celebrado en los últimos meses “no haya permitido que se valoren proyectos generadores de empleo que se vienen desarrollando en una veintena de ayuntamientos desde hace más de una década”.

Tras recordar que este tipo de iniciativas se enmarcan dentro del PFEA “especial” del que la provincia es “pionera”, el socialista ha subrayado que “el Ministerio de Empleo con esta actitud, pone en riesgo el empleo y el acceso al subsidio agrario a una amplia mayoría de mujeres”.

“Todas ellas desarrollan tareas como acompañar a personas mayores a hacer la compra, paseos por el entorno domiciliario, ayuda a cocinar y otras pequeñas labores domésticas”, ha detallado Álex Casares que ha alertado de que el Gobierno del PP “está vetando este tipo de programas para el próximo año”.

Así, ha insistido en que esa decisión “no depende de cuestiones jurídicas o de normativa, más bien de voluntad política y de sensibilidad con la realidad social y demográfica de esta tierra”.

Por ello, ha reclamado al Gobierno de Rajoy que “reconsidere su postura, y atienda la demanda de empleo que existe en la provincia, principalmente entre las mujeres, que buscan una oportunidad y no lo consiguen por las dificultades que encuentran en el ámbito rural”.

De igual modo, ha remarcado que la población beneficiaria de este programa “verá reducida su calidad de vida y bienestar nuevamente en caso de que el Gobierno del PP decida dejarlo en el cajón”.

“Gran impacto” en el ámbito rural

Por su parte, la alcaldesa de Arenas del Rey, Paqui García, ha asegurado que el PFEA especial tiene “un gran impacto en las zonas rurales, donde existe la problemática de la despoblación y la alta tasa de paro, principalmente en mujeres por su difícil acceso al empleo”.

“Estamos sin recursos y nos faltan servicios. Fijar la población es un problema para nosotros. Hay jóvenes que se están yendo fuera. Con estos proyectos damos trabajo y, a la vez, se hace una labor importante para aquellas personas que, no siendo dependientes, necesitan acompañamiento, que se le lleve al médico, se le hagan gestiones o pequeñas reparaciones”, ha explicado la regidora.

Por último, la socialista ha indicado que durante el tiempo que estos programas no están activos generan “inquietud” tanto en las trabajadoras como en las y los usuarios.