Noticia

20 de abril de 2012

El PP de Cájar adjudica un contrato de más de 20.000 euros a la empresa de la que es asesor su edil de Hacienda

El concejal popular vulneró la ley al votar a favor de la concesión del servicio a su empresa para realizar el estudio de la Relación de Puestos de Trabajo

Gamarra exige responsabilidades a Sebastián Pérez y afirma que su austeridad consiste en “beneficiar a los que tienen el carné popular”

El PSOE de Cájar ha denunciado hoy un nuevo trato de favor a concejales y miembros del PP que gobiernan el municipio. En esta ocasión, se trata de la adjudicación de un contrato de servicios para el estudio de la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento a una empresa en la que tiene intereses directos el concejal de Personal y Hacienda del Ayuntamiento, Gonzalo Mochón.

Según el portavoz del grupo municipal socialista, Antonio Contreras, la junta de gobierno local acordó el 4 de octubre de 2011 firmar un contrato con el despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo Abogados para la realización del catálogo de puestos de trabajo, con un coste de 20.060 euros, incluido IVA. “El Ayuntamiento de Cájar, un pueblo de 4.500 habitantes, tiene 8 funcionarios y algo más de 60 trabajadores, por tanto, nos parece excesivo acudir a un despacho de tanto renombre y pagar un coste tan elevadísimo para semejante estudio”, ha señalado Contreras en rueda de prensa.

Se da la circunstancia de que Gonzalo Mochón, el concejal de Personal y Hacienda, es miembro del Consejo Asesor del despacho de abogados al que se le ha adjudicado el contrato. “Consideramos que el contrato puede vulnerar la ley, al no haberse ausentado de la junta de gobierno el concejal de Hacienda que, para colmo, votó a favor de la concesión”, ha indicado.

El portavoz socialista ha recordado que esta irregularidad se suma a la decisión de la Audiencia Provincial de reabrir la causa contra la anterior alcaldesa, el actual alcalde y otros excargos del PP por supuestos delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación.

Por su parte, el diputado provincial socialista Miguel Ángel Gamarra ha destacado que el equipo de gobierno de Cájar ha utilizado el Ayuntamiento en beneficio de unos pocos. “Unos pocos que, como suele suceder en la era Sebastián, siempre tienen el carné popular o aparecen en el libro de familia de algún responsable público del PP”, ha señalado.

Para Gamarra, los hechos constituyen “un episodio más de los que van sucediendo desde que Sebastián Pérez es presidente del PP y reiterándose en municipios de la provincia como Ogíjares, Otura, Gójar o Alhendín…” A su juicio, es “la doctrina que ha impulsado el presidente del PP, de la Diputación y senador del reino de España, es aquello del dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”.

“Su austeridad es gastarse 20.000 en una relación de puestos de trabajo para un municipio de 4.500 habitantes, 11.800 euros en unos pisapapeles, 18.000 en unos letreros, pagar escoltas con el dinero de todos los ciudadanos o pagar viajes a Dubai con el dinero de algunos que no sabemos qué pedirán a cambio”, ha indicado Gamarra.

El diputado socialista ha asegurado que lo sucedido en Cájar constituye “uno de los episodios más palmarios de favoritismo y utilización del Ayuntamiento para el beneficio propio y de los que rodean a ese clan de familiares y amigos”. En este sentido, se ha preguntado qué responsabilidades va a exigir el PP a sus cargos públicos de Cájar por este caso, “que huele tan mal como la prevaricación continuada o como la malversación de caudales públicos que ha ordenado reabrir la Audiencia Provincial”.

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.