Noticia

7 de junio de 2024

El PSOE de Loja lamenta el “desgobierno” provocado por desavenencias internas del alcalde y sus concejales y exige a Camacho “que se ponga a gestionar de una vez”

“Resulta inaudito que la ciudadanía asista al espectáculo bochornoso que, provocado por Camacho, ha derivado en una crisis interna en el seno del equipo de gobierno y en una desorganización sin precedentes a raíz de que el concejal de Urbanismo dejara la Concejalía”, ha considerado el portavoz socialista Antonio García, que ha subrayado que “el gobierno del PP se desmorona poco a poco y la tensión es palpable”.

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Loja ha lamentado el “desgobierno” provocado por “desavenencias internas” entre el alcalde y sus concejales, que afecta a la gestión del municipio y ha pedido al alcalde, Joaquín Camacho Borrego (PP), que arregle esta situación, se ponga a gestionar de una vez y no ponga en riesgo proyectos fundamentales como la remodelación del Mercado de Abastos, cuyos plazos para su finalización van justos.

“Resulta inaudito que la ciudadanía asista al espectáculo bochornoso que, provocado por Camacho, ha derivado en una crisis interna en el seno del equipo de gobierno y en una desorganización sin precedentes a raíz de que el concejal de Urbanismo dejara la Concejalía”, ha considerado el portavoz socialista Antonio García, que ha subrayado que “el gobierno del PP se desmorona poco a poco y la tensión es palpable”.

“Lo peor de todo son las consecuencias para la ciudadanía puesto que ha llevado la acción de gobierno a una situación de bloqueo. El alcalde más preocupado por resolver sus desavenencias internas, provocadas en parte por sus decisiones de ordeno y mando, no piensa en las y los vecinos”.

Así las cosas, el socialista ha explicado que los hechos se remontan a abril, cuando el concejal de Urbanismo, Joaquín Ordóñez, abandonó esta responsabilidad alegando motivos personales, “aunque todos sabemos que era porque había perdido la confianza del alcalde. Pasó de ser la mano derecha de Camacho a bajar dos puestos en la última lista electoral y, recientemente, de teniente de alcalde fue descendido a segundo para pasar a abandonar un área tan importante como la de Urbanismo”.

“A esto hay que sumar que dejó de ser diputado provincial para llevar las riendas del gobierno porque Camacho quería irse al Senado y así suplir sus ausencias; y a pasar de ser portavoz del PP en los plenos a que el alcalde no lo dejara hablar y lo mandara callar en varias ocasiones”, ha dicho.

Por tanto, “no son temas personales sino desavenencias internas. Quien discrepa o lleva la contraria al alcalde, termina fuera”, ha apuntado García que también ha indicado como “otra muestra del malestar dentro del gobierno municipal, el continuo vaivén de sueldos públicos y cambios de responsabilidades entre los ediles, así como una denuncia de una trabajadora municipal a una concejala, que se han producido en apenas un año de gobierno”.

“Lamentablemente esta situación la sufre la ciudadanía y el municipio. El alcalde no está pendiente de la evolución de los proyectos que, como la reforma del campo San Francisco, sufre retrasos y a día de hoy no tiene vestuarios ni cubierta en la grada”.

A su juicio, “algo similar ocurre con el intercambiador de autobuses -inaugurado, pero sin funcionar- con los problemas de agua en Venta del Rayo, con las aceras de la rotonda del Cerro y con la reforma de la placeta del Puente”.

Por último, Antonio García ha criticado que el alcalde “no esté dónde tiene que estar, que es en la gobernabilidad de Loja, por lo que si no prioriza el interés general del municipio, debería dejar la responsabilidad que ostenta porque la situación de parálisis que hay no se puede consentir”.

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.