Noticia

2 de mayo de 2024

Gerardo Sánchez pide a la Junta que cese “su absurdo empecinamiento de acabar con la Escuela Andaluza de Salud Pública”, tras la advertencia de la OMS

El socialista insiste en que la extinción de la EASP conlleva consecuencias negativas que en definitiva perjudican los intereses de nuestra tierra en materia sanitaria

El Grupo Parlamentario Socialista ha instado a la consejera de Salud a que la Junta de Andalucía tome alguna medida tras la advertencia de la Organización Mundial de la Salud de cesar su colaboración con la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), único organismo andaluz con este mérito, y que recapacite y cese “su absurdo e irracional empecinamiento de acabar con este prestigioso centro internacional”.

Durante la sesión plenaria celebrada en la Cámara andaluza, el parlamentario Gerardo Sánchez le ha recordado a la titular de Salud, Catalina García, que el plan de Moreno Bonilla y del PP para acabar con el EASP supone además “llevarse por delante un instrumento de excelencia contrastada para mejorar la sanidad andaluza y la restarle posibilidades a la candidatura de Granada como sede de la Agencia Estatal de Salud Pública”.

Sánchez ha recordado que “ya no solo es la propia Organización Mundial de la Salud quien lo hace por escrito y de forma clara sino que, desde hace tiempo, su formación viene advirtiendo a la Junta de las consecuencias negativas que conlleva la extinción de la EASP, así como otras voces de personalidades cualificadas que, en la misma línea, han alertado de los efectos que esta decisión arrastra”.

“En este mismo Parlamento, expertos en la materia comparecieron en marzo la durante la tramitación del proyecto-ley de la creación de Instituto de Salud de Andalucía y avanzaron que uno de resultados de impacto negativo que la fórmula elegida por la Junta tendría sería la pérdida del reconocimiento como centro colaborador de la OMS”, ha añadido. 

Durante su intervención, el también secretario del Grupo Parlamentario Socialista, ha critica “la falta de cintura política y la prepotencia que el Gobierno andaluz está demostrando en todo lo relativo a la EASP”.

Un gobierno, incide, “que entiende la mayoría absoluta como patente de corso para hacer lo que quiera, especialmente en sanidad, sin tener en cuenta las peticiones y las opiniones de organismos o expertos en la materia que solicitan que no acaben con este magnífico y prestigioso instrumento para nuestra tierra”.

Así, Sánchez ha pedido al presidente de la Junta que recapacite y rectifique para que la Escuela Andaluza de Salud Pública se mantenga. “Este gobierno debe anteponer de una vez por todas los intereses de Andalucía y no materializar una decisión que claramente perjudica a nuestra tierra”, ha concluido.

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.