Noticia

17 de enero de 2011

Javier Arenas, el jinete de las encuestas

A nadie se le escapa la tarjeta de presentación de su partido, el PP, desde el que, en demasiadas ocasiones, se han alzado voces de destacados dirigentes insultando a nuestro pueblo, con el silencio cómplice de los populares andaluces y de su timonel.

Tuvo la oportunidad D. Javier de demostrar su compromiso y apuesta por Andalucía, de la que ahora presume y hace bandera, cuando formó parte del Gobierno de Aznar. Sin embargo, si algo hizo, fue castigarla porque nunca asumió sus derrotas y menos aún que el PSOE continuara liderando el progreso y el desarrollo de y en Andalucía, a pesar de la oposición destructiva que desplegó como Ministro y Vicepresidente. El no reconocimiento de 400.000 andaluces para la financiación, que no recibiéramos la deuda histórica o llevar a la Junta a los tribunales por complementar las pensiones asistenciales y no contributivas que ellos no quisieron revalorizar, son algunas perlas de ese mar negro en el que siempre ha navegado el capitán Bocanegra.

La euforia que le producen las encuestas le han convertido en su mejor jinete, sin olvidar el caballo de la crisis que es el que más y mejor monta pensando que su galope le llevará a la victoria. Triste, decepcionante y, sobre todo preocupante, es la teoría en la que se ha instalado todo el PP de que cuanto peor le vaya a España y a Andalucía, mejor le irá a ellos. Esos que aspiran a gobernar no tienen más programa que ganar por encima de todas las cosas, como si de un mandamiento único se tratase, no como un medio para algo, sino como un puro fin que justifica todos los medios.

Aunque el lobo se ponga piel de cordero, siempre seguirá siendo lobo. La derecha más reaccionaria y su exponente más claro en Andalucía, Javier Arenas, es la que muestra su patita por debajo de la puerta en un nuevo intento de engañar a los andaluces. Le/s delata la soberbia que es la máscara de la ignorancia. Tal y como decía San Agustín, «la soberbia no es grandeza, sino hinchazón, y lo que está hinchado parece grande pero no está sano».

Andalucía no se merece ser gobernada por quienes vienen cargados de hipocresía, cinismo, agravios, rencor, y engaños. No se puede construir en negativo. Javier Arenas, aunque andaluz, ignora lo que necesita y quiere Andalucía.»No hay espectáculo más terrible que la ignorancia en acción»(Goethe). Evitemos, una vez más, que esa acción sea de gobierno.

 

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.