Noticia

15 de diciembre de 2010

Prevaricación en Ogíjares

Cuando se acude a la justicia para que diga si un responsable público en el ejercicio de su actividad política se ha comportado correctamente se está exigiendo el cumplimiento de las leyes y la transparencia y corrección en el funcionamiento de las instituciones exigible en democracia, pero siempre es una mala noticia porque se siembran dudas y se muestra la incapacidad de la política para autocontrolarse. Por eso, cuando se produce una condena de un servidor público la sensación es agridulce, de satisfacción porque reine el “imperio de la ley” y también de pesar por el deterioro de la confianza de la ciudadanía en sus responsables políticos. Muchas veces se dice que la democracia es cosa delicada y el eficaz funcionamiento de sus entramados institucional, legal y político es su mayor salvaguarda, por eso a pesar del peligro de la judicialización de la política, no hay otra posibilidad cuando existe la menor sospecha.

Empecé a colaborar con mis compañeras y compañeros socialistas de Ogíjares hace varios años, cuando aún gobernaba el PP, y lo que más y primero me sorprendió era la crispación y la “suciedad” del debate municipal que ya había trascendido al ámbito provincial, regional y hasta nacional, el mal clima era fruto de los enfrentamientos dentro del PP pero también por la sospecha de irregularidades en la gestión de su equipo de gobierno.

En las elecciones municipales del año 2007 el PSOE ganó las elecciones y consiguió la alcaldía con un pacto con IU y el PIHO y se encontró con un municipio en la ruina, con un montón de obras afectadas `por procedimientos judiciales, con millones de euros de deuda municipal sin asiento contable y, sobre todo, con un deterioro de la vida ciudadana en el municipio muy difícil de solucionar.

Las acusaciones contra del Ojo siempre se han banalizado por parte del PP, hasta el punto de cuando se produjo su imputación se resistieron a su dimisión que se fue sucediendo como un goteo, primero como diputado y nunca como miembro de la dirección de su partido, en paralelo el PP estaba inmerso en una costosa campaña en las elecciones autonómicas y generales.

Muchas son las irregularidades cometidas por el PP en su mandato de Gobierno en el Municipio de Ogíjares, algunas están en los juzgados de Granada , ayer supimos el fallo de una de ellas, en un futuro próximo iremos conociendo resoluciones judiciales pendientes que afectan al el ex diputado y concejal del PP en el Ayuntamiento de Ogíjares José Luis del Ojo, que ayer fue condenado por la Audiencia Provincial a siete años de inhabilitación por un delito de prevaricación en la contratación de varias obras municipales de manera irregular a sabiendas de la ilegalidad del procedimiento utilizado.

Con este fallo es exigible que el PP responda políticamente porque las reglas de la democracia exigen que abandonen su doble rasero ellos que piden la dimisión de otros sólo con una denuncia, deben ahora actuar con diligencia ante una condena judicial por un delito de prevaricación.

 

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.