Noticia

13 de diciembre de 2010

Una cuestión de justicia

El 16 de noviembre se aprobó en el Congreso de los Diputados una enmienda presentada al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011, que reconoce una nueva prestación económica, en relación con la cobertura en el supuesto de cuidado de hijos menores de edad afectados por cáncer o cualquier otra enfermedad grave.

Esta nueva prestación, que entrará en vigor en 2011 y con vigencia indefinida, modifica: La Ley General de la Seguridad Social, el Estatuto de los Trabajadores, y el Estatuto Básico del Empleado Público.

Según esta iniciativa que tuvo el respaldo unánime del Congreso, la Seguridad Social pagará una prestación económica a los padres trabajadores que deban dedicarse al cuidado de hijos o menores acogidos que padezcan cáncer o enfermedad grave, durante el tiempo de hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad.

Esta medida está planteada para ayudar a los progenitores cuando trabajan los dos, de tal modo que uno de ellos pueda acogerse parte o toda la jornada al cuidado de su hijo menor que padezca una grave enfermedad y deba permanecer largo tiempo hospitalizado y con un tratamiento que requiere atención directa.

El subsidio, de carácter general, consistirá en el 100 % de la base reguladora correspondiente a la prestación de incapacidad temporal (baja laboral), y será proporcional a la reducción que experimente la jornada de trabajo, que deberá ser de al menos un 50 % de su duración.

Esta prestación se extinguirá cuando ya no sea necesario el cuidado directo, continuo y permanente del menor o cuando éste cumpla 18 años.

Los requisitos para esta prestación son los mismos que los establecidos para la maternidad contributiva: estar afiliado a la Seguridad Social y tener cubierto el periodo de cotización mínimo requerido.

La gestión y el pago corresponderán a la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales o a la Entidad Gestora con quien la empresa tenga concertada la cobertura de los riesgos profesionales.

Los niños que enferman de cáncer –unos mil al año- y de otras enfermedades graves, verán así reconocido el derecho a tener a sus padres junto a ellos durante la hospitalización, como ya pedía la OMS o la Carta Europea sobre Niños Hospitalizados.

Facilita que los padres puedan dedicarles el tiempo necesario a sus hijos enfermos, mejorando la calidad de la relación entre el niño y sus padres y, en definitiva, su calidad de vida.

Los socialistas somos conscientes que cuando los padres se encuentran ante una situación de enfermedad grave de un hijo, además de sufrir un gran impacto psicológico, deben reorganizar el funcionamiento y la dinámica familiar.

Con esta medida, avanzamos en el Estado de Bienestar, poniendo en marcha prestaciones familiares. La austeridad del Presupuesto no merma la firme apuesta y el compromiso del Gobierno socialista por las políticas sociales, de protección y de ayuda a las familias y a la conciliación de la vida familiar y laboral, que han sido, son y serán las señas de identidad del PSOE y su proyecto.

 

Uso de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para su funcionamiento, así como para obtener estadísticas anónimas de uso de la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.